Dicen dirigentes nacionales del PRI, PAN y PRD que sí habrá alianza en Edoméx; habrá que esperar la palabra de Alfredo del Mazo


“Va por el Estado de México” se apresta a trabajar desde ahora para las elecciones del próximo año. Los presidentes nacionales Marko Cortés, de Acción Nacional; Jesús Zambrano Grijalva, del Partido de la Revolución Democrática, y Alejandro Moreno Cárdenas, del PRI, anunciaron ayer conjuntamente que mantendrán la alianza en Coahuila y en la entidad mexiquense pese a los intentos de dividirlos; dijeron que se mantendrán firmes y que “no los doblarán”.

Sin embargo, en el Estado de México, el dirigente tricolor deberá hacer una gran labor de convencimiento entre los propios priistas y albiazules para que lleguen a un acuerdo para sacar a la candidata o al candidato de la posible alianza, porque no tan fácil, ninguno de los dos partidos, soltarán la candidatura. Deberán trabajar muy de cerca con la gente del gobernador Alfredo Del Mazo Maza, quien lleva mano en la selección por los pésimos resultados ofrecidos por los tres líderes.

***

Y con este anuncio de su dirigencia nacional, el diputado perredista Omar Ortega Álvarez tendrá que esperar a una mejor ocasión para ser abanderado, porque había dicho que iban solos a las elecciones por la gubernatura. El anuncio de ayer es importante porque acaba de tajo con las dudas. Deja en claro que ahora sólo deben ponerse de acuerdo para elegir al mejor cuadro priista o panista para que encabece la coalición.

***

Esto significa también que, pese a las presiones, no habrá cambios en las dirigencias nacionales, Alito Moreno Cárdenas se mantiene firme en la presidencia nacional tricolor, a pesar de que han surgido voces al interior que exigen su renuncia por los malos resultados que ha entregado hasta ahora. Baste recordar que, de 14 entidades que gobernaba el PRI en 2018, ahora sólo lo hace en dos: Coahuila y Estado de México.

Además, los tres partidos intensificarán su presencia legislativa frente a las propuestas de Morena, en lo que llamaron una “moratoria constitucional”, lo que implica que no aprobarán ninguna iniciativa presidencial, entre ellas la Reforma Electoral; los meses que vienen será de mucha rebatinga política.

***

Vaya sentido del humor del presidente municipal de Valle de Chalco, Armando García. Resultó que invitó a los reporteros de la zona a conmemorar el “Día de la Libertad de Expresión”. Al hacer uso de la palabra anunció que iniciará la construcción de un mausoleo, que será inaugurado el año próximo, donde se colocarán placas con los nombres de comunicadores que ya han fallecido. Sin embargo, señaló que ya tiene apartados dos o tres espacios para comunicadores. El problema, dicen periodistas de la región de los volcanes, es que no lo decía en broma, sino que se trató de una advertencia para quienes han sido críticos con su forma de gobernar. Armando García se ha caracterizado por mantener una relación ríspida con los reporteros.

***

El presidente municipal de Nicolás Romero, Armando Navarrete López, ya dio a conocer su versión de los hechos de la tarde del lunes y asegura que, por las trayectorias de las balas, el calibre y la forma de la agresión, todo hace suponer el modus operandi de un intento de ejecución, pues los atacantes dispararon hacía los habitáculos de los pasajeros. Reveló que se reunió con el secretario general de Gobierno, Ernesto Nemer Álvarez, el fiscal general de Justicia, José Luis Cervantes Martínez y el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía, quienes se comprometieron a esclarecer los hechos y, sobre todo, a mejorar las condiciones de seguridad pública en el municipio.

***

El alcalde nicolasromerense tiene buenos motivos para estar preocupado porque en los tres años y seis meses de la administración federal han matado a 16 alcaldes. Todo inició en 2018 con Olga Kobel Lara, de Juárez, Coahuila; en 2019 fueron asesinados Alejandro Aparicio Santiago, de Tlaxiaco, Oaxaca; David Otica Avilés, de Nahuatzen, Michoacán; Manuel Aguilar García, de Zapotlán , Hidalgo; Carmela Parral Santos, de Estancia Grande, Oaxaca; Francisco Tenorio, de Valle de Chalco y Arturo García, de Jalapa, Oaxaca.

En 2020 mataron a Carlos Ignacio Beltrán, de Temosáchi, Chihuahua y Florisel Ríos, de Jamapa, Veracruz; en 2021 el crimen segó las vidas de Leobardo Ramos, de Cahuites,  Oaxaca y de Alfredo Sevilla, de Casimiro Castillo, Jalisco; en los primeros cinco meses de 2022 han matado a Benjamín López, de Xoxocotlán, Morelos; Enrique Velázquez, de Contepec, Michoacán, César Valencia Caballero, de Aguililla, Michoacán y Rubén Valdez, de Teopisca, Chiapas.